domingo, 14 de junio de 2015

Los apellidos holandeses y Ninjato

Bienvenidos a esta nueva entrada.

Como anécdota en esta ocasión hablaré de los apellidos y un poco de los nombres en los Países Bajos. 

Resulta que hasta alrededor de 1810, con la llegada de Napoléon, la gente en los Países Bajos no tenía apellidos. Así que con la ocupación de los franceses, estos decidieron hacer un censo de población lo cual obligó a las familias a buscarse un apellido. Muchas familias decidieron ponerse como apellido el nombre del padre, otros del lugar donde vivían o del trabajo que tenían. Así tenemos:

El apellido Jansen, que viene de Janzoon, es decir los hijos de Jan.
El apellido Bakker, que significa panadero.
Y el apellido Zeeuw, algo así como persona de Zeeland.

Pero hubo algunos holandeses que decidieron tomarse a broma lo del registro y pensaron que sería algo temporal, por lo que al ir a registrarse decidieron inventarse apellido "chistosos". Así que nos podemos encontrar con:

Naaktgeboren: Nacido desnudo
Poot: Pata
Poepje: caquita 
Zondervan: sin apellido
Borst: pechos

Además de ponerle apellidos a le gente los franceses también le pusieron nombres a las calles y números a las casas.

Por comentar alguna cosa más sobre nombres y apellidos aquí lo normal es tener solo un apellido y un nombre, así que cuando nos registramos españoles con dos nombres y dos apellidos se suelen hacer un poco el lío, ya que no están seguros de cuál es tu nombre y cuál tu apellido. Además en muchos documentos te dicen que rellenes con tus siglas también y es que una vez registrado casi todas las cartas que recibes de lo que sea apareces como la inicial de tu nombre y tu apellido. 

Con los nombres además ocurre que tienen dos casos diferentes, puedes tener dos nombres o un nombre doble. Así tenemos Elisabeth Catharina, dos nombres, o Mark-Willem y Jan-Jelle, que son nombres dobles ya que están unidos por un guión. La principal diferencia es que en el primer caso todo el mundo llamará a esa mujer Elisabeth, mientras que los otros dos casos funcionan como un solo nombre.


Y pasamos a comentar la útima partida que echamos. En esta ocasión fue con un grupo completamente nuevo que encontré por casualidad en la web Meet Up, el nombre del grupo es Rotterdam Board Games Group. El funcionamiento de este grupo es que quien quiera puede proponer un día y un lugar para jugar, puede decidir el número máximo de personas que pueden asistir, y la gente del grupo se va uniendo hasta que el evento está lleno. Además tiene un pequeño foro, se pueden enviar mensajes los miembros del grupo,... bastante interesante. Lo de poner el límite de gente es porque por ejemplo esta noche fue en casa de Jan-Jelle, así que puedes decidir cuánta gente quieres/puedes meter en tu casa.

Empezamos con un juego que no recuerdo el nombre, lo siento, simplemente para romper un poco el hielo, que consistía en poner en marcha un temporizador común para todos, coger un cacharro con un botón y que te muestra una palabra, que puede ser un personaje, un verbo, una acción, película,... y  tienes que describirlo utilizando mímica, sonidos, palabras,... sin decir la palabra que es. Como el Tabú de toda la vida solo que con el aparato este. Una vez alguien ha acertado tu palabra pulsas el boton del aparato para que aparezca una nueva y se lo pasas a los dos. Parte de la gracia es que éramos 16 personas sentadas en círculo y jugando en dos equipos alternativos según cómo estábamos sentados, es decir, una persona era del equipo 1, la siguiente del equipo 2, la siguiente otra vez del 1 y así todo el círculo.

El juego no tiene mucho más, es el típico party que funciona bien con grupos muy grandes, además con esto de los equipos alternativos y las prisas muchas veces contestas a lo que tiene que advinar el otro equipo y te echas unas risas.


El siguiente juego fue King of Tokyo, del que ya hablamos hace algún tiempo.

Jugamos a 6 personas, Mark-Willem, David, Ming, otras dos personas y yo.

Por comentar algo de la partida, cuando pasaron un par de rondas y vi que nadie atacaba al mosntruo que estaba en Tokyo, excepto Mark-Willem, y se dedicaron a conseguir energía y puntos de victoria con los dados, decidí saltar en cuanto tuve ocasión y me quedé allí un buen rato consiguiendo puntos ya que nadie me atacaba. Pasado un buen rato salí, entró Mark-Willem arrasando y mató a tres monstruos en un mismo turno, dejándonos a Ming y a mí con vida. A partir de aquí el juego se quedó un poco parado ya que no hacíamos más que tratar de ir a por vida, para poder atacar, entrar en tokyo, huir,... y mientras los otros tres jugadores mirando.

La verdad es que sigo pensando que le falta algo a este juego. La idea no está mal, pero le faltan decisiones y algo que le dé más vidilla. Quizás habilidades especiales para cada mosntruo, unos costes de comprar mejoras más reducidos para poder obtenerlos más rápidamente,... además creo que añadiría la regla de que si matas a un mosntruos obtengas algo, al menos un punto de energía por cada uno, así se aceleraría un poco cuando empieza a morir gente y que no se queden mirando.




Al terminar esta partida, les quedaba poco en otra mesa y pensamos en dividirnos, así que para matar los 5 minutillos que les quedaban echamos una partida rápida a Bicycle Race.

Bicycle Race es un juego P&P que simula una carrera de ciclistas, es de 4 a 6 jugadores y dura unos 10 minutos. Podéis descargarlo de esta la página.

En qué consiste el juego? Se colocan en el centro las cartas de ciclista en línea y cada jugador recibe dos cartas con números del 0 al 11. El jugador que va más atrás en la carrera tratará de adelantar al corredor que tiene delante eligiendo una carta de su mano y comparándola con una carta del otro jugador, la carta de mayor valor gana. El ganador recibe del otro jugador la carta que le queda en la mano y vuelve a tener dos, y hará lo mismo con el corredor que tenga ahora delante. Cuando hayan jugado todos, el jugador que va en cabeza mantiene sus dos últimas cartas y los demás reciben dos cartas nuevas. Y se sigue jugando hasta que se acabe la mesa, o el número de rondas que se hayan decidido.

El juego no podía ser tan sencillo, hay una cuantas cartas con números en rojo que si se juegan entonces no gana la carta más alta sino la más baja de las dos. Y además si el 0 se enfrenta al 11 gana el 0. 

Y ya está, eso es todo el juego. Son solo 18 cartas que te dan para entretenerte un rato, al más puro estilo Love Letters. No tiene una gran profundidad estratégica más que estar atento a qué cartas van saliendo y arriesgarte con las cartas que tengas en la mano. Además hasta la última ronda no se sabe quién gana ya que en muchas ocasiones en jugador que va más atrás consigue hacer una buena ronda y adelantar a todo el mundo.

Muy recomendable si te gusta el Love Letters y similares.


El último juego de la noche fue Ninjato.

En este juego encarnamos a una familia del Japón feudal y queremos hacernos con el poder del imperio. Para hacer esto tenemos dispondremos de nuestros ninjas para enviarlos a diferentes "misiones". La verdad es que la explicación del juego fue directamente a las mecánicas sin darle un poco de ambientación, lo cual creo que es un pequeño fallo, ya que a veces lo entiendes todo mejor cuando le encuentras sentido, pero bueno, quizás sea solo cosa mía.

Pues el juego consiste en varias rondas donde vas colocando a tus ninjas para que realizen acciones. Puedes mandarles a aprender nuevas técnicas, o a derrotar a los guardias para obtener tesoros, a conseguir influencia, a por cartas de ataque,... tienes bastantes opciones creo que bastante bien hiladas unas con otras.

Es juego es un colcación de trabajadores pero con un poco de gestión de recursos, de obtención de mayorías para obtener más puntos, gestión de mano de cartas,... creo que es un juego muy completo y bien ambientado.

Lo más importante suelen ser los combates, para obtener tesoros, para comprar influencia y cartas de bonus. Pero claro, combatir sin haber pasado antes por la escuela a aprender técnicas o por el Dojo a por ataques, no tiene mucho sentido. Para los combates elegimos contra quién vamos a luchar, cada guardián tiene un número, y podemos atacarle en modo ninja, utilizando cartas de menor valor que ese número, o directamente, utilizando cartas de mayor valor, una vez eliminado el primer guardián podemos hacer que venga otro, pero no podremos cambiar de posición, seguiremos atacando como decidimos y no sabemos qué tipo de guardián nos va a venir. Por eso es importante pasar antes por la escuela, para aprender "técnicas" como poder cambiar de ataque directo a ninja, o sumar o restar ataque a nuestras cartas,...

El tema de las mayorías se resuelve al final del turno 3, del 5 y del 6 (creo) y simplemente se comprueba quién tiene más cartas de cada color de influencia y puntúa las casas con influencia de ese color.

Yo al principio de la partida no hice mucho caso a la escuela y decidí atacar sin parar, por lo que perdí bastantes combates, quedándome sin cartas y sin obtener casi ningún tesoro, jeje.

Para resumir, es un juego bastante interesante, bien ambientado y con una presentación espectacular, ya que las cartas, el tablero y los tokens son realmente bonitos, además ocupa muchísima mesa. Es lo suficientemente interesante para gustar a jugones y, aunque sea complejo para los que no estén acostumbrados, creo que es un buen juego para empezar. Creo que hacen falta unas cuantas partidas eso sí, para poder entenderlo bien, darle soltura y ver las estrategias a seguir, ya que he leído que se juega en una hora y nosotros debimos de estar como poco dos, incluyendo la explicación.

Por cierto que perdí miserablemente, jaja, pero eso es otro tema. 

Como anécdota había una chica que hablaba chino y reconoció los caracteres de las cartas y nos dijo los significados y no son aleatorios sino que realmente significaban algo relacionado con el tipo de cartas que eran.

Pongo esta imagen de la BGG del despliegue, ya que cada vez dan más asco las fotos de mi móvil jajaja.



Un saludote y hasta la próxima entrada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario